Ángela Lucas: “La música aporta todo aquello que el alma necesita: paz, relajación, descanso, motivación, alegría, vida”

Ángela Lucas Marín es ciezana. Realizó sus estudios superiores de flauta en el Conservatorio Superior de Música “Manuel Massotti Littel”. Continúa su formación realizando dos máster, especializándose en Pedagogía y en Gestión Cultural.

Ha participado en festivales de música en Perugia (Italia), Schladming (Austria) y ha recorrido España y parte de México con la Orquesta Lírica de Zarzuela de Madrid.
Además, ha colaborado con varias agrupaciones musicales y orquestas sinfónicas de la Comunidad Valencia. En la actualidad desarrolla su labor docente en Castilla la Mancha como profesora de música en secundaria y profesora de flauta travesera.

A finales de 2017 funda el sitio web empleoparamusicos.com, un proyecto que inició en redes sociales y cuya página ha adquirido proyección nacional e internacional contando con casi 25.000 seguidores en redes.

¿Cómo fue tu primer contacto con la música y con tu instrumento? ¿Cómo lo recuerdas?

Yo he nacido en una familia de músicos, desde mi padre, mis tíos, mis primos, hasta mi hermano. Y dadas esas circunstancias, mi familia cuenta que cuando yo apenas tenía un año; mi padre, que es saxofonista, me subía con él a los escenarios cuando tocaba con su grupo. Poco después, cuando yo tenía 3-4 años empecé a recibir clases de música en una academia. Y mi primer contacto con mi instrumento fue más tarde cuando mi padre se compró una flauta travesera para poder doblar de saxo a flauta en sus actuaciones, así que empecé a tocar la flauta de manera autodidacta en casa. 

¿Cuáles son los aspectos que destacarías de tu formación musical en el municipio de Cieza? (Experiencias, obras, fiestas de pueblo, albergue…) 

Mi formación musical en Cieza fue muy breve. Cuando yo estudiaba aquí sólo existía la Escuela Municipal de Música y todavía no estaba proyectado el actual conservatorio, de tal manera que me vi obligada a continuar mis estudios en el CPM de Murcia desde muy pequeña y los acabé años más tarde en el CSM de Murcia. Sin embargo, siempre he mantenido una unión musical con mi pueblo a través de sus bandas. 

La cantidad de músicos ciezanos repartidos por todo el territorio nacional e internacional en Conservatorios, Orquestas, etc. es elevado. ¿Por qué crees que no se valora en la localidad?

Sí que somos muchos los músicos ciezanos, entre los cuales me incluyo, que hemos tenido que salir de Cieza, de la Región o incluso de España para formarnos o para desarrollar nuestras carreras profesionales. Pienso que esta cuestión, a priori, no se trata de si se valora o no a los músicos en Cieza, sino más bien lo veo como una decisión personal de cada músico sobre cómo y dónde quiere desarrollar su carrera y qué oportunidades se le ofrecen. 

¿Cuál crees que podría ser tu aportación a Cieza desde el punto de vista de tu formación musical?

Yo puedo aportar a Cieza mi experiencia docente en la música, mi versatilidad interpretativa, ya que además de música clásica he abarcado otros estilos musicales y, por último, mis conocimientos en gestión cultural, ya que siempre he pensado que Cieza tiene espacios con un gran potencial y se podrían usar para todo tipo de eventos culturales, artísticos y de ocio. 

¿Qué ocupación profesional desempeñas actualmente? ¿Cuánto tiempo dedicas a tu formación y/o estudio semanalmente? ¿Qué problemática observas?

En la actualidad me dedico sobre todo a la docencia: soy profesora de flauta travesera y también profesora de música en secundaria. Estos empleos los compagino con actuaciones. Mi agenda es complicada, me tengo que desplazar mucho, con horarios muy ajustados y días muy largos. Sin embargo, yo soy una persona muy organizada y siempre saco tiempo para mi estudio y formación, de hecho todos los años me reciclo y me encanta adquirir nuevos aprendizajes. 

La competitividad es un ‘leitmotiv’ en nuestra carrera, ¿has sido consciente de ella?, ¿cómo lo has experimentado? ¿Cómo crees que puede afectar emocionalmente, sobre todo en la niñez?

Muchos momentos de la carrera de un músico son sinónimo de competitividad: pruebas de acceso, de nivel, concursos, audiciones, oposiciones… Y creo además que existe una delgada línea entre competitividad y rivalidad. Yo siempre he optado por la competitividad de una forma sana y nunca he visto rivales, sino más bien compañeros que pueden ofrecer cosas distintas a las que yo ofrezco a nivel interpretativo o profesional. La competitividad bien entendida no hace daño, es más, creo que te puede ayudar a ser mejor. Sin embargo, la rivalidad sí te puede afectar emocionalmente, por ello es importante ver la diferencia. 

¿Has pensado alguna vez en tirar la toalla, y dedicarte a otra cosa?

¡Claro que lo he pensado! ¡Miles de veces! Pero creo que no es un pensamiento válido, más bien es una vía de escape de la mente en los momentos difíciles. Estoy segura de que cualquier persona, se dedique a lo que se dedique profesionalmente, ha tenido este pensamiento. La diferencia entre pensarlo y realmente tirar la toalla está en que, por ejemplo, yo no me imagino dedicándome a otra cosa en esta vida que no sea algo relacionado con la música. 

¿Qué le dirías a alguien que quiere iniciarse en este mundo de la música de una manera profesional?, ¿qué debería saber?

Yo podría dar muchos consejos a alguien que quiera dedicarse profesionalmente a la música, pero soy consciente de que hay muchos factores externos que influyen y que no controlamos. Así que pienso que los mejores consejos podrían ser: centrarse en uno mismo, ser constante en el estudio, ordenado, paciente, mantener la mente abierta y tener seguridad y confianza. 

La música es un bien cultural imprescindible, ¿qué valor positivo consideras que aporta un músico a la sociedad?¡

Un músico aporta música a la sociedad y, en consecuencia, la música aporta todo aquello que el alma necesita: paz, relajación, descanso, motivación, alegría, vida. 

Por último, ¿qué proyectos musicales tienes planeados para un futuro próximo? 

El futuro próximo por desgracia se ha convertido en un futuro lejano debido a las consecuencias de la pandemia del Covid-19. Antes de vernos envueltos en el Estado de Alarma tenía planeado volver a salir al extranjero, esta vez con el proyecto Erasmus Plus, actuaciones programadas hasta final de año, cursos que todavía no sé si podré realizar de forma presencial, oposiciones aplazadas. Seguiré trabajando o teletrabajando en la docencia y por supuesto, me dedicaré a avanzar en el proyecto personal de mi web empleoparamusicos.com. Espero poder retomar mis planes lo antes posible y aprovecho para mandar mucho ánimo a mis compañeros del sector musical, estoy segura de que nos reinventaremos y seguiremos adelante. 

¡Gracias Riada Fest!

Un comentario en “Ángela Lucas: “La música aporta todo aquello que el alma necesita: paz, relajación, descanso, motivación, alegría, vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: