Alberto Ortiz: “Si nosotros mismos no mostramos respeto a la cultura es difícil que otros lo hagan.”

Alberto Ortiz Salmerón es ciezano y toca el saxofón. Es miembro de la Banda Municipal y actualmente estudia Máster en la Escuela Superior de Música de Cataluyna (ESMUC).

En 2018 fue finalista en el concurso de jóvenes intérpretes “Ciudad de Molina” y 2º premio en el “X Concurso de música de cámara de Alzira” (Valencia) con Sordidum Quartet en 2019.

Ha colaborado con la Joven Orquesta de Cieza, la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Murcia y con la Banda Sinfónica de la Federación de Bandas de la Región de Murcia.

¿A qué edad y cómo comenzó tu formación musical? ¿Qué momentos destacarías especialmente de ella? ¿Hubo algún referente? 

Mi formación musical comenzó a los 5 años, cuando como a otros muchos niños de la localidad me matricularon en la Escuela Municipal de Música. Recuerdo con mucho cariño mis primeras lecciones en las clases de iniciación musical con Mercedes Carrillo. A los 7 años me inicié en el saxofón, en parte gracias a la iniciativa de mi madre, que fue la que me animó a atreverme con aquel instrumento que por entonces me llegaba por debajo de la rodilla. Mis primeros 2 referentes musicales han sido sin duda mi primer profesor de saxofón, Pascual Marín, con quien descubrí mi pasión por el instrumento y Ginés Martínez, director de la Banda Municipal, el cual nos transmitió a mí y a toda una generación de músicos valores como la humildad, compañerismo y el trabajo en equipo.

¿Cuál es el mayor valor musical que tenemos en Cieza? 

Sin lugar a dudas, el mayor valor musical que tenemos en Cieza son los propios músicos de la localidad. Profesores, asociaciones y particulares han sido y continuamos siendo los mayores embajadores e impulsores del patrimonio musical de Cieza. Creo que es responsabilidad nuestra la de mantener nuestra profesionalidad en todo momento. Si nosotros mismos no mostramos respeto a la cultura es difícil que otros lo hagan.

Podríamos hablar de Cieza y de su historia, a través de la música: los Jaguars, la Banda Municipal, Coral Magna Fábula, la Orquesta de Violines de San Juan, concursos de composición y giras nacionales de la Ars Nova, la Joven Orquesta de Cieza… Muchos de ellos no continúan, ¿crees que hace falta más apoyo a este tipo de proyectos?, ¿cómo lo harías? ¿Con cuál de ellas tuviste alguna experiencia, o cuál la recuerdas con cariño? 

Creo que todo proyecto artístico planteado con una calidad artística y con un atractivo para el público en general merece tener un mayor apoyo por parte de las instituciones. Ha habido muchas iniciativas fantásticas por parte de algunos compañeros que por desgracia han sido efímeras debido a diferencias con las instituciones. 

De los proyectos locales en los que he participado quisiera destacar el pasado concierto de navidad de la Banda Municipal, en el cual tuve la oportunidad de actuar como solista. Sentir el cariño y la ovación del público fue inolvidable. También recuerdo con mucho cariño mi colaboración con la Joven Orquesta de Cieza en su concierto de año nuevo del año 2017, ya que fue mi primera experiencia en el ámbito orquestal en una velada muy emocionante.

La cantidad de músicos ciezanos repartidos por todo el territorio nacional e internacional en Conservatorios, Orquestas, etc. es elevado. ¿Por qué crees que no se valora en la localidad?

Como dice el refrán: “nadie es profeta en su tierra”. Creo que una parte de la población de Cieza es conocedora de una gran parte de los músicos profesionales de la ciudad, pero no son conscientes del prestigio y reconocimiento que estos profesionales están dando a la ciudad.

¿Qué mejoras propondrías para reactivar el consumo de actividades en la localidad? 

-Músicos: Los conciertos y eventos no surgen de la nada, si no los impulsamos nosotros, nadie lo hará. Hay que aventurarse a presentar eventos culturales. Eso sí, pienso que siempre desde la HUMILDAD y sobre todo, con CALIDAD artística. No todo vale.

-Instituciones: Escuchar más, valorar y confiar en las iniciativas de los profesionales, las cuales, en primera instancia están diseñadas para un enriquecimiento general de la sociedad y no intereses particulares.

-Público en general: Confiar, experimentar y animarse a participar en todos los eventos culturales posibles. La música necesita de espectadores para sobrevivir y la sociedad necesita de la música para vivir mejor. 

¿Qué ocupación profesional desempeñas actualmente? ¿Cuánto tiempo dedicas a tu formación y/o estudio semanalmente? ¿qué problemática observas? 

Actualmente soy profesor de lenguaje musical y saxofón en una escuela de música de Barcelona, ciudad donde realizo mis estudios de máster. Además, soy profesor de saxofón en los cursos de verano “Ciudad de Cieza”, organizados por la Banda Municipal de la localidad. A mi estudio diario del instrumento dedico entre 4 y 5 horas, que comprenden trabajo técnico e interpretativo del repertorio. Aparte, dedico mucho tiempo (no lo podría contabilizar) a analizar las partituras que trabajo, escuchar intérpretes de renombre que en su mayoría no son saxofonistas y escuchar masterclass de profesionales. 

La principal problemática es que los músicos, en general, no disponemos de espacios adecuados para desarrollar nuestro estudio y nuestro trabajo en condiciones óptimas, teniendo que en ocasiones “improvisar” nuestros espacios adecuados.

¿Qué opinas sobre la devaluación que sufre nuestra profesión? ¿Qué explicarías a alguien que no ve la música como una carrera? ¿has vivido alguna situación embarazosa por ello? 

Es muy triste el poco valor que se tiene de los músicos profesionales en España. La música como profesión merece tener el mismo valor y reconocimiento que puede tener un médico, un ingeniero, un maestro o un juez. Pienso que parte de esta problemática viene dada por la gran accesibilidad para iniciarse en la música que por fortuna se tenemos hoy en día. Como cualquiera puede iniciarse y es barato (sólo al principio), es fácil, simple y por lo tanto no tiene valor. También existen varios realities donde podemos ver a muchos concursantes tomarse los estudios musicales sin profesionalidad alguna, con continuas faltas de respeto y sin ninguna empatía con los músicos que hemos estudiado en un conservatorio y que de verdad llevamos estudiando música toda nuestra vida a un nivel de exigencia muy alto.

Yo invito a toda persona que no vea la música como una carrera a que conozca de verdad todo lo que hay detrás de una actuación en directo en la que aparentemente lo que suena es natural y fácil de reproducir: meses (o incluso años) de preparación, esfuerzo, sacrificio, superación personal y aprendizaje, para luego tener una única oportunidad de ejecutar lo interiorizado buscando la excelencia artística y la conexión con el público. De fácil no tiene nada.

¿Has pensado alguna vez en tirar la toalla, y dedicarte a otra cosa? 

Sí. Si algo tiene de complicado estudiar música a un nivel profesional es el alto nivel de paciencia y constancia que se debe tener. Estar más de 3 días sin tocar el instrumento puede suponer volver a empezar a trabajar desde 0 conocimientos aparentemente interiorizados. A esto hay que la dificultad presente en el ámbito laboral. A diferencia de otras profesiones, las cuales tienen mucha demanda de empleo y salen convocatorias cada muy poco tiempo, la música tiene menos oportunidades laborales y éstas son más dificultosas de superar que en otras especialidades.

En contraste, la satisfacción personal de observar una evolución, de ver el trabajo bien hecho y la aceptación por el público me motiva a seguir mejorando como persona y como intérprete para en algún día, si es posible, cumplir mi sueño y poder vivir de la música.

La música es un bien cultural imprescindible, ¿qué valor positivo consideras que aporta un músico a la sociedad? 

Como se ha podido ver durante estos meses de confinamiento, en mi opinión, la música tiene el poder de unir a las personas. Nos hace sacar lo mejor de nosotros mismos, compartirlo con todo el mundo y así mejorar como colectivo. Los músicos somos los encargados y responsables de transmitir este mensaje a nuestros conciudadanos y a las futuras generaciones.

Por último, ¿qué proyectos musicales tienes planeados para un futuro próximo?

De manera más inmediata, acabar el máster que estoy cursando en la ESMUC con la mayor calidad posible. También estoy teniendo contactos con la organización y el profesorado para sacar adelante la que sería la 3ª edición de los cursos de verano “Ciudad de Cieza”, tomando ciertas precauciones debido a la actual situación sanitaria. Para este próximo año mi intención es la de seguir estudiando y creciendo como intérprete para la preparación de pruebas de orquesta/banda, oposiciones y concursos, en el ámbito camerístico con el cuarteto de saxofones al que pertenezco, Sordidum Quartet o de manera individual, en concursos de solistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: