Leticia Saorín: “En Cieza, creo que todavía se mantiene el pensamiento de que ser músico no va mucho más allá de salir tocando en las procesiones.”

Leticia Saorín es ciezana, violinista y maestra.

Ha colaborado con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, la Orquesta de Cámara de Cartagena, Camerata de Murcia y con la Orquesta Sinfónica Ciudad de Elche.

Además, fue integrante de la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia (OJRM).

¿A qué edad y cómo comenzó tu formación musical? ¿Qué momentos destacarías especialmente de ella? ¿Hubo algún referente?

Comencé mi formación musical de forma oficial a los 8 años, en la Escuela de Música de la localidad, pero a los 5 añitos tuve mi primer contacto con la “Señorita Sol”. 

Mi formación musical en Cieza la recuerdo bastante a menudo. Recuerdo las charlas con los compañeritos en el portal del antiguo edificio de la Escuela de Música, el olor de la clase de Lenguaje Musical, la escalera tan chula para ir al piso de arriba, a Ignacio, al que siempre le pedía la carpeta de partituras de mi profesora Concha. Está todo muy presente.

En cuanto a los referentes, pues fui la primera de mi familia en “apuntarse a música”, como se suele decir, por lo que todo comenzó como un hobby al salir del colegio. 

¿Crees que la música está lo suficientemente valorada en nuestra sociedad en general y en Cieza en particular? ¿Cómo convencerías a un vecino para que asista a un concierto?

Aunque estos dos últimos meses la música ha ocupado un lugar fundamental en la gran parte de los hogares, la música no está valorada, a nivel profesional al menos. No hay más que mencionar la famosa frase de “ah, eres violinista, y… ¿a qué te dedicas?”.

En Cieza, creo que todavía se mantiene el pensamiento de que ser músico no va mucho más allá de salir tocando en las procesiones. Y, a pesar del gran número de músicos ciezanos de calidad que salen al mercado, resulta mucho más sencillo atraer a alguien a un concierto si añades la frase “es gratis”. Como en casi todos los sectores, supongo, pero los músicos no siempre actuamos “por amor al arte”, sino que ofrecemos un servicio del que esperamos obtener una remuneración. 

Y en relación a cómo convencería a un vecino para asistir a un concierto, opino que cuando se organiza o se colabora en algún proyecto, en este caso musical, no se debe convencer a nadie para que asista, ya que resulta agotador estar siempre buscando motivos atractivos para atraer al público, aunque en muchas ocasiones o insistes, o te quedas con un auditorio vacío. Lo ideal sería: el proyecto está ahí, te comento de lo que trata, te adelanto que te podría gustar y te invito a que asistas. 

¿Te gustaría poder desempeñar tu profesión en Cieza? ¿Crees que sería posible? ¿qué tendría que cambiar?

Me encantaría poder ejercer en Cieza, sobre todo como profesora de violín, pero desde hace muchos años descarté esa idea. El profesorado de mi instrumento todavía tiene un largo recorrido en la docencia, son jóvenes, por lo que, actualmente, ocupar una plaza en el Conservatorio no iría más allá de una sustitución. Por desgracia para mí.

La cantidad de músicos ciezanos repartidos por todo el territorio nacional e internacional en Conservatorios, Orquestas, etc. es elevado. ¿Por qué crees que no se valora en la localidad?

Relacionándolo con lo contestado en una pregunta anterior, la demanda musical de Cieza no está en consonancia con el volumen de músicos que terminan su formación (ya sean instrumentistas, productores, compositores, etc.), hay más músicos que proyectos o puestos de trabajo que te permitan vivir de ellos, claro, por lo que se ven en la necesidad de salir para poder desempeñar el oficio.

¿Qué mejoras propondrías para reactivar el consumo de actividades en la localidad?

Pues comenzaría por incluir la actuación de pequeñas agrupaciones en diferentes actos de la localidad, ya sean políticos, presentaciones, apertura de nuevos negocios, o un ciclo de conciertos al aire libre, por ejemplo, cada 15 días, en algún emplazamiento público, conectar las enseñanzas musicales con la danza y que la música que se utiliza en los festivales de danza sean música en directo de alumnos del conservatorio. En general, incluir actividades musicales en la rutina de la localidad y no hacer de un concierto un espectáculo único en el año.

¿Qué ocupación profesional desempeñas actualmente? ¿Cuánto tiempo dedicas a tu formación y/o estudio semanalmente? ¿Qué problemática observas?

Desde que terminé mis estudios superiores he estado trabajando como profesora de Violín e Iniciación Musical en un Centro Oficial de Murcia, pero actualmente ejerzo como Maestra de Educación Musical en un Colegio Público de Murcia y por las tardes imparto clases de violín en una academia. 

Me gusta estar en constante reciclaje y aprender un poco de cada metodología hasta poner en práctica la mía propia. Es una de las cosas que eché de menos en mi formación Superior de Violín. Todo el plan de estudios, por lo menos en Murcia y durante los años en los que cursé, estaba enfocado a una preparación interpretativa (solista, música de cámara y orquesta), no daban pie a dirigirte por la rama pedagógica con asignaturas como “didáctica de….”, es decir, unas asignaturas, de carácter optativo, que te diesen unas pautas básicas, un punto de partida sobre cómo enfocar la pedagogía del instrumento, ya que es raro el instrumentista que no ha dado clases particulares o en alguna Escuela de Música y es que, al final, ¿cómo llegas a ser un buen músico si no cuentas con buenos pedagogos que te enseñen?

Siempre nos quejamos de que el nivel en los Conservatorios cada vez es más bajo, pero creo que es porque no se le presta suficiente atención a los primeros niveles, que son en los que se crea la base del resto del aprendizaje.

¿Piensas que hay algún tipo de discriminación en el mundo de la música por ser mujer? ¿Has visto o te has visto tú en alguna situación?

Por suerte, nunca he recibido ningún tipo de discriminación por ser mujer, nunca lo hubiese tolerado, por otro lado. Creo que siempre me he puesto en mi sitio tanto con mis profesores como con mis compañeros. El respeto siempre por delante. Pero sí que he estado rodeada de ciertos comentarios a chicas que, por ejemplo, estudiaban percusión o instrumentos de viento metal. Comentarios del tipo “pero si la trompa no es nada femenino”, algo que me parece de lo más absurdo, como relacionar los colores con el género. Si eres bueno, lo eres tanto con una trompa, el mazo de un bombo o un flautín.

Y algo en lo que me he sentido en disconformidad en los últimos años, ha sido a nivel de vestimenta. Para los que no lo sepan, cuando se celebra algún concierto extraordinario del tipo Primer Concierto de la temporada, Concierto de Año Nuevo u otros del estilo, se intenta cambiar el código de vestimenta habitual en un concierto. Y aquí es donde viene mi desaprobación y lo lanzo como propuesta para futuros: si en algunos de esos casos se les pide a los chicos que vistan con una corbata de color, ¿por qué a una chica se le pide que lleve un vestido de fiesta? ¿Qué tal si ponemos de moda poder ir en traje de chaqueta y cualquier complemento de color? ¡Los accesorios para mujeres son ilimitados! (zapatos, broche, accesorio del pelo, etc.) Los escenarios parecen a veces pasarelas de moda femenina. El fondo de armario de una chica músico es enorme, la mitad de mi armario es ropa de concierto, un chico solo tiene que tener un traje negro, camisas blancas o negras y corbata de color.

¿Has pensado alguna vez en tirar la toalla, y dedicarte a otra cosa?

Sí, muchas veces. Han habido épocas verdaderamente agotadoras, muchísimo coche para allá y para acá, jornadas interminables y remuneraciones económicas que llegaban a los meses o los años. Es muy difícil vivir de la música y, más que vivir de la música, vivir con seguridad.

La música es un bien cultural imprescindible, ¿qué valor positivo consideras que aporta un músico a la sociedad?

No hay nada más que ver el papel que ha ocupado la música en las redes sociales estos dos meses de cuarentena por el COVID-19. Lo que sacaba a mucha gente de la cama ha sido saber que a tal hora su cantante favorito hacía un directo en Instagram, muchos de los temas de conversación estaban relacionados con el Festival al que “irían” ese fin de semana, o reenviar un mensaje a un grupo de WhatsApp que anunciaba que la orquesta de no sé qué país había lanzado, de manera gratuita, muchas de sus representaciones.

Por último, ¿qué proyectos musicales tienes planeados para un futuro próximo?

Actualmente estoy centrada en mi trabajo como maestra. Necesitaba un periodo de estabilidad y seguridad laboral, por lo que de momento estoy centrada en mejorar al máximo en este sector. Y la verdad es que se agradece, porque son muchísimos años de no saber hacia dónde vas y solo saber que te apasiona lo que haces. Pero llega un momento de la vida en el que te tienes que plantar y ver cómo funciona la sociedad y darte cuenta que lo que realmente necesitas es seguridad en tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: